Unos 300 migrantes centroamericanos se amotinan en el sureste de México

Unos 300 migrantes centroamericanos se amotinaron este miércoles en la instalación del Instituto Nacional de Migración (INM), conocida como “El Cupapé”, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado de Chiapas, sureste de México.

Los inconformes, entre ellos mujeres, hombres y menores de edad, se manifestaron en el interior de las oficinas del INM y demandaron la presencia de autoridades y de medios de comunicación.

Se quejaron por la falta de atención médica, agua, mantenimiento de las instalaciones y un supuesto caso de covid-19, además exigieron a las autoridades un mejor trato, comida, mejores condiciones para dormir y sobre todo que no sean regresados a sus lugares de origen.

La protesta de los migrantes duró poco más de una hora y al no cumplirse sus demandas comenzaron a gritar, golpear puertas y a derribar las vallas metálicas de seguridad que los separaban de las oficinas y de la puerta principal que da hacia el exterior.

Tras una hora de protestas, personal del INM controló la situación.

Este miércoles, el INM reportó la detención de 31,492 personas migrantes entre el 1 de enero y el 21 de marzo, lo que representa un aumento del 18 % respecto al mismo periodo de 2020.

En un comunicado, el INM dijo que la cifra representa 4779 migrantes extranjeros irregulares más, respecto a los 26,713 detenidos en el mismo periodo del 2020.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

Let’s block ads! (Why?)