Protestas y presiones para que el MAS revierta decisión sobre modificación de reglamentos en el Legislativo



Anoche, el Movimiento Al Socialismo hizo valer el peso de su bancada aún vigente y dejó un nuevo reglamento para la toma de decisiones en el Poder Legislativo, que se renovará en un par de días, situación que cayó muy mal en el ala opositora.

Existen varias convocatorias a la resistencia sobre este tema, una de ellas fue llevada a cabo en horas de la mañana, en plaza Murillo, cuando activistas de “Ríos de Pie” se apostaron en la Asamblea Legislativa para reclamar sobre este hecho. Apenas unos minutos en ese lugar y lograron caldear los ánimos de los asiduos al MÁS, y posteriormente la policía las desalojó haciendo uso de la fuerza.

Minutos más tarde se pronunció la primera fuerza opositora de la próxima gestión, Comunidad Ciudadana, quienes consideran a dicha resolución, un atentado constitucional. Su máximo líder, Carlos Mesa Gisbert, llamó a Luis Arce, presidente electo, a que se pronuncie sobre el tema y pida a la bancada de su partido que revierta la determinación. De no ser así, toda la bancada naranja no asistirá a la sesión de trasmisión de mando y en paralelo se presentará una denuncia constitucional en contra del partido de gobierno electo.

Así también, militantes de Creemos, segunda fuerza opositora, instalan una huelga de hambre en rechazo a la rauda determinación, no se descarta que CC se sume a la radical medida.