Lara Bisch: Quiebra o reestructuración

 
Foto: Éxito Noticias
 
Debido a imposibilidad de sostenimiento financiero, a través de un comunicado, Industrias Lara Bisch SA se declaró en quiebra e informó que suspendió sus operaciones desde el sábado 31 de octubre. El lunes cambio de posición ahora niega “banca rota”.
 
“Como es de conocimiento de todos los trabajadores, esta determinación es la consecuencia de la imposibilidad de sostenimiento financiero de la empresa cuyo equilibrio ha sido quebrado por cuestiones que incluyen la concurrencia de causa de fuerza mayor y que, en definitiva, impiden la continuidad de las operaciones”, señala el comunicado firmado el pasado sábado por el presidente, Pablo Lara Bisch.
 
La empresa que se dedicaba a la producción de envases flexibles, empaques de plástico y cartulina, formularios continuos, rollos facturas y valores, este martes cerró sus puertas y evitó por la mañana el ingreso de sus trabajadores quienes expresaron su protesta y reclamo.
 
Por la noche en una entrevista en Página Siete Digital, este mismo ejecutivo aclaró que su empresa no se declaró en la banca rota, sin embargo admitió que cerraron las operaciones debido a problemas financieros, que en caso de no ser solucionados podrían derivar en el despido de 170 trabajadores.
 
“Hemos cerrado operaciones y estamos esperando la respuesta de nuestros empleados para una reestructuración básica, pero no hay un tema de que nos estaríamos declarando en banca rota”, señaló al medio.
 
También indicó que de más de 170 trabajadores de la empresa, 35 ya presentaron su renuncia para que se proceda a su cancelación. Y advirtió que en caso de que esta semana no se dé a conocer una respuesta, se procederá al despido de los trabajadores. “Sí, en ese caso sí, pero por el momento no estamos en eso, máximo esta semana se esperará la respuesta”, dijo.
 
La industria argumenta iliquidez, sin embargo el pasado mes llevó adelante uno de sus trabajos más destacados como lo fue la impresión de papeletas electorales para los comicios del 18 de octubre de 2020, con un contrato adjudicado en marzo de este año, según un comunicado.
 
El Tribunal Supremo Electoral (TSE) presupuestó Bs 4.053.047 para solventar los gastos de impresión de las papeletas usadas en las elecciones generales.
 
MAIB