Crisis obliga a bajar costos de los pasajes a empresas aéreas




El brote de COVID-19 produjo una debacle económica de la que el sector aéreo no puede reponerse hasta ahora. En Bolivia, las medidas para reactivar los vuelos son llamativas: hay pasajes desde 99 bolivianos, servicio de envíos a partir de 10 bolivianos y transporte gratuito de mascotas.

Un reportaje del periódico Opinión de Cochabamba revela que las tres principales aerolíneas que operan en el país aplicaron una reducción en sus tarifas con el objetivo de atraer pasajeros. Amaszonas, por ejemplo, la pasada semana tenía a disposición pasajes desde 99 bolivianos en rutas nacionales.

Los interesados podían adquirir el boleto entre el 11 y 12 de febrero y usarlo hasta junio de esta gestión. Además, esta línea aérea permite viajar a Sao Paulo (Brasil) con una mascota sin costo adicional.

Igualmente, la compañía Ecojet apostó por potenciar el servicio de envíos aéreos. Es así que, desde el 16 de febrero, el transporte de sobres o paquetería pequeña está a 10 bolivianos “en todas nuestras rutas”, promociona la empresa.

Boliviana de Aviación (BoA) también ofrece pasajes cuyos precios están por debajo de los que regían antes de la pandemia. Por ejemplo, hay tickets de Santa Cruz a Cochabamba desde 184 bolivianos, destaca el medio.




OFERTAS

De acuerdo al trabajo periodístico, estas ofertas son una alternativa para salir de una crisis que inició en marzo de 2020, tras el brote de coronavirus.

El golpe al sector aeronáutico nacional empezó el 14 de marzo del año pasado, cuando las autoridades nacionales suspendieron los vuelos desde y hacia Europa; el 18 de marzo restringieron el ingreso de viajeros procedentes del espacio Schengen; finalmente, el 20 de ese mismo mes se cerraron fronteras y se suspendieron vuelos nacionales e internacional.

De acuerdo con información compartida en el webinar denominado “Impacto económico del COVID-19 en la industria de la aviación boliviana”, en marzo de la gestión pasada hubo una caída de 42% de vuelos. Pero, lo peor se vino en abril de ese mismo año, cuando redujo en 90%.

El economista John Meisterl, que también participó del evento, señaló que hubo una reducción del 50% en la cantidad global de vuelos.

Esto generó una pérdida de 4 mil millones de dólares en América Latina y el Caribe.

Añadió que restaurar la conectividad es crucial para restablecer los flujos comerciales internacionales.




INCENTIVOS

Martha Silva, la directora de Transporte Aéreo de la DGAC Bolivia, mencionó que, una de las medidas para incentivar el sector fue establecer un precio único del combustible. Antes, para las rutas internacionales, se pagaba 6.65 bolivianos por litro; y para rutas domésticas 2.77 bolivianos. Ahora, se determinó que rija el precio menor.

“Una forma de alentar a la industria y no solo será en beneficio de los operadores bolivianos, sino de todos los operadores que deseen ingresar al país”, agregó Silva, en el marco de webinar denominado “Impacto económico del COVID-19 en la industria de la aviación boliviana”, dijo a Opinión.