Bolivia venderá mineral de hierro a la uruguaya Efanel por $us 47 millones

 

Foto: El Deber

La Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) cerró un contrato para la exportación de 2 millones de toneladas de mineral de hierro con la uruguaya Efanel. Una operación que representará para el país ingresos por $us 47 millones.

A diferencia de anteriores acuerdos comerciales, este contrato de venta del mineral establece condiciones muy ventajosas para el país, aseguró el presidente de la estatal, Milko Moreno.

Un anterior contrato de la ESM fue de $us 16,65 por tonelada con la empresa Estelix Ltd, mientras que Efanel pagará $us 23,50 por igual volumen de mineral.

Si bien se establece la modalidad Free on Board (Libre a bordo, puerto de carga convenido), se fija una condición especial que obliga al cliente al embarque y transporte del mineral, con sus riesgos y por su propia cuenta, del Mutún a hasta Puerto Busch. Además, se establece que el comprador se encargará con sus equipos del lavado del mineral, declaró Moreno, según un reporte de El Deber.

“Así el cliente se involucra en la operación de comercio y aseguramos el mercado”, siguió al detallar que la siderúrgica recibió $us 400.000 como anticipo del primer embarque de 25.000 toneladas que establece el contrato.

El depósito se hizo a la cuenta de la ESM, vía Banco Central de Bolivia (BCB), monto que destinado para el pago parcial de salarios a los 120 trabajadores de la estatal y gastos administrativos.

La cláusula 622 del contrato (mejores prácticas de las partes) es otra ventaja del contrato, según Moreno. No establece penalidades y acuerda que por circunstancias operativas o de índole empresarial la ESM no tuviera equipo pesado para las operaciones en mina o Puerto Busch, se invoca la cláusula para que el comprador pueda financiar o dotar los medios necesarios al vendedor del mineral para que pueda cumplir con la meta mensual de producción, sea a través de alquiler o leasing, de acuerdo al ordenamiento jurídico vigente y prácticas comerciales, señala el medio cruceño.

“Cuando hay problemas, en vez de penalizarse las partes se reúnen e invocan la cláusula y así garantizar la exportación. No solo se obliga al cliente que haga su propio transporte, se le exige también que haga el lavado del mineral. La cláusula mejora la eficacia entre partes para que Mutún no se pare”, puntualizó Moreno.

 

MAIB