Vocal del TSE pide a la OEA auditoría a las elecciones porque advierte posible “data alterno” y “secreto”


Vía Brújula Digital .-

La vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Rosario Baptista, solicitó este jueves a la Organización de Estados Americanos (OEA) una auditoría a las elecciones del 18 de octubre porque supuestamente habría un posible “data alterno”, “secreto” y “fuera de alcance” de una verificación.


En la nota enviada al secretario general del organismo regional, Luis Almagro, la vocal pide “una auditoría especializada e independiente al padrón electoral que pueda llegar a la probable causa de inconsistencia que más allá de las auditorías realizada hasta ahora, investigue la posible existencia de un bloque de data alterno, técnicamente reservado, con acceso privilegiado, restringido y secreto, fuera del alcance de quienes hasta ahora verificaron la integridad de este padrón y que en ésta y otras elecciones pudiera haber inducido o condicionado el resultado final”.


En la misiva también “pide en el marco de esta misma auditoría una contratación del padrón biométrico y las nuevas impresiones dactilares tomadas en las listas índice de electores que sufragaron en las elecciones recientes”.


El presidente del TSE, Salvador Romero, informó el martes que la entidad que dirige no tiene en agenda realizar una auditoría respecto a las elecciones generales del 18 de octubre que concluyeron con la victoria y vuelta al poder del Movimiento Al Socialismo (MAS), cuyo líder, Luis Arce, que ganó los comicios con el 55,10% de los votos, será posesionado el domingo 8 de noviembre.


Baptista también propone la verificación de la “falta de oportunidad en la atención de demandas interpuestas ante el TSE” y que hay elementos que “fueron omitidos por las misiones de observación y acompañamiento internacional” del proceso electoral.


El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, convocó a un paro cívico para este jueves en las provincias del bloque chiquitano y provincias del norte integrado, la misma que se realiza con más de 30 puntos de bloqueos, y que este viernes se llevará adelante un paro cívico departamental en demanda de una auditoría y que se deje sin efecto la toma de posesión del nuevo presidente electo, Luis Arce, previsto para el domingo (8). Esta medida fue replicada por cívicos de Cochabamba, Potosí, La Paz, Tarija.


Los grupos movilizados exigen una auditoría a los resultados electorales, así como dejar sin efecto la posesión del nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce, la misma que está prevista para este domingo 8 de noviembre.