Ofrecen flamante hemiciclo para transmisión de mando, tiene capacidad para 200 personas




Vía Brújula Digital .-

La directiva de la Cámara de Diputados saliente ofreció este viernes a los responsables de los actos de transmisión de mando presidencial, el flamante hemiciclo, construido detrás del antiguo edificio, con capacidad para 200 personas, cómodamente sentadas.

El director de la Unidad Ejecutora de la Cámara de Diputados, Heriberto Mamani, explicó que el hemiciclo está diseñado para actos de interpelación de las comisiones legislativas, pero puede acomodarse a los requerimientos para ser escenario de los actos protocolares de juramento del presidente electo Luis Arce, ganador de las elecciones generales del 18-O.

Hasta ahora, según reporte de Erbol, no han explicado las autoridades la necesidad de estrenar de este inmueble en un edificio a medio construir y desechar el tradicional Hemiciclo de la Cámara de Diputados, que históricamente sirve de escenario para una Asamblea Legislativa compuesta por 166 miembros y también para las transmisiones de mando presidencial.

Sucre podría ser la sede de la sesión preparatoria donde se posesione al vicepresidente electo David Choquehuanca, como presidente nato del Congreso Nacional. La posesión de Arce como nuevo presidente se realizará en La Paz, antes del 15 de noviembre.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque (MAS), dijo tanto el nuevo hemiciclo como el antiguo están listos para albergar el acto de posesión presidencial. Admitió que, aunque la Constitución Política del Estado dispone que las sesiones preparatorias se realicen en Sucre, se observa algunos problemas a raíz de los resultados electorales que podrían perjudicar los actos de posesión.

Mamani explicó que la construcción tiene un avance del 75% del total de la obra que consta de 44 mil metros cuadrados a un costo de 507 millones de bolivianos. Indicó que se tiene previsto la entrega provisional para diciembre de este año. Sin embargo, las cámaras de diputados y senadores aún no podrían trasladarse porque faltaría complementar el inmobiliario que debería corresponder a la próxima legislatura.

Aclaró que el costo de 507 millones solo cubre las obras gruesa y fina. En todo caso, tomando en cuenta esta fase de equipamiento que falta, se estima que a partir de febrero recién los asambleístas podrían disponer de sus nuevas oficinas.