Gobierno afirma que Morales compró tres medios para crear el “cartel de la mentira”



Vía Brújula Digital .-

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, afirmó este miércoles que el expresidente Evo Morales "compró medios de manera dolosa”, con el objetivo de crear un “cartel de la mentira” en el que participaban el canal de televisión ATB y los diarios La Razón y Extra, medios que se encargaban de difundir información favorable a la administración del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Lo que queda claro es que había un cartel de la mentira comprado por Evo Morales y de manera dolosa. Ahora vemos que los recursos servían para comprar medios de comunicación para definir una línea favorable al Gobierno, pero crítica y persecutoria de opiniones distintas al MAS”, aseveró en conferencia de prensa.

Núñez tomó el mismo calificativo que usó el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana en mayo de 2016, cuando catalogó como el cartel de la mentira a cuatro medios de comunicación críticos a su administración. “No podemos ser parte del cartel de los medios de comunicación, no puede seguir sorprendiendo la buena fe del pueblo boliviano, Página Siete; no puede seguir sorprendiendo la buena fe del pueblo boliviano, la Agencia de Noticias Fides; no podemos seguir escuchando la réplica política en los medios de comunicación de Erbol o de El Deber o de otros medios de comunicación que lo único que quieren hoy día. Convierten su rencor político, su bronca, su desacuerdo con este proceso de cambio a través de una campaña difamatoria contra el presidente Evo, contra el proceso de cambio”, afirmó por entonces.

Al respecto, Núñez aseguró este miércoles que el verdadero “cartel de la mentira” la dirigía Quintana y no así los medios críticos del gobierno del MAS como Página Siete, ANF, El Deber y Erbol.

La autoridad se refirió de esa manera a la administración de Morales durante una conferencia de prensa en la que también anunció un juicio penal, por esta adquisición “dolosa”, en contra de Quintana y del exdirector de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE), Rolando Sánchez Serrano, debido a un presunto desvío de fondos públicos para la compra de los tres citados medios de comunicación.

“La denuncia ante el Ministerio Público ya está en curso y fue presentada por la UIF y la UPRE, dependiente de la Presidencia”, afirmó Núñez y aseguró que “el informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) establece un presunto ilícito: el uso de recursos públicos transferidos a privados para la compra de acciones de ATB y otros medios”.

Un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) del Estado, al que tuvo acceso Brújula Digital, establece que el gobierno de Venezuela le prestó al Estado boliviano, entre 2008 y 2009, la suma de 16,1 millones de dólares a través del programa Evo Cumple.

El ministro Núñez afirmó que “son más de 16 millones de dólares, recursos provenientes de Venezuela para Bolivia y que fueron transferidos a Marcelo Hurtado Flaba Treiding y Estrategias Energéticas”.

Aseguró que “la Embajada de Venezuela transfirió más de 16 millones de dólares a Marcelo Hurtado. Éste transfiere 4,5 millones de dólares a España y más de 10 millones de dólares a EEUU”.

El informe de la UIF señala que una vez recibidos esos recursos, que le pertenecían al Estado boliviano, fueron traspasados a cuentas privadas. Luego se enviaron 4,5 millones de dólares a España a cuentas del grupo PRISA, mediante la empresa Flaba Trading, que pertenece a Marcelo Hurtado, para la adquisición de La Razón-Extra, sostiene el informe de la UIF.

Otros 10,02 millones de dólares fueron enviados, según el reporte, a cuentas en EEUU a nombre de Jordán Silva Tugues, asistente del empresario venezolano chavista Carlos Gill, para la adquisición de ATB. Para ello se usaron las cuentas de las empresas de Hurtado: Flaba Trading y Estrategias Energéticas.

Posteriormente, añade el informe, las acciones de La Razón-Extra terminaron en manos de Carlos Gill, y las de ATB en las de Marcelo Hurtado; este último fue gerente general de esa empresa durante una década hasta que cayó detenido en enero pasado acusado de legitimación de ganancias ilícitas y otros delitos. Hurtado luego fue también propietario de PAT, según datos de la Fiscalía que sigue la investigación, canal que el gobierno anterior adquirió mediante extorsión según denunció su dueño anterior, Abdallah Daher.