Dan detención domiciliaria a María Eugenia Choque, la expresidenta del TSE



Vía Brújula Digital .-

La expresidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque, se benefició con detención domiciliaria porque la Fiscalía de La Paz ni los querellantes solicitaron la ampliación de su detención preventiva, en la cárcel de mujeres de Obrajes, desde mayo pasado cuando expiró la medida.

“Se ha argumentado que el tiempo máximo para la investigación inicialmente era de seis meses, que corría de noviembre a mayo de este año, situación en que la Fiscalía no ha solicitado oportunamente una investigación, el otro riesgo que se ha considerado está relacionado a la obstaculización de la investigación que tampoco ha sido probado adecuadamente en la audiencia”, informó a radio Fides el representante del Consejo de la Magistratura de La Paz, Aldo Castro.

Choque está imputada por el caso fraude electoral del 20 de octubre de 2019, el que terminó con la anulación de los comicios, la renuncia de Evo Morales, posterior huida a México y luego a Argentina, y la convocatoria a nuevas justas que se realizarán el 18 del próximo mes.

La audiencia se realizó el viernes 18 de septiembre en el Juzgado Segundo Antiorrupción de La Paz, donde la defensa de la extitular del Órgano Electoral demostró que el plazo que se había fijado para la detención preventiva en el penal de Obrajes expiró en mayo y que las partes querellantes –Gobierno, Fiscalía, activistas, entre otras– no solicitaron la ampliación de detención preventiva.

El fallo judicial dispuso la detención domiciliaria de Choque, arraigo y otras medidas cautelares contra la exautoridad electoral. Castro anunció que en las próximas horas Choque abandonará la cárcel después de más de nueve meses de encierro.

Choque fue enviada al penal de mujeres el 10 de noviembre de 2019, después de conocerse un informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre presuntas irregularidades en el cómputo de las elecciones del 20 de octubre.

Un informe de auditoría, realizada por peritos de la OEA, estableció que en las elecciones generales del 20 de octubre de 2019 “manipulación dolosa” y “parcialidad de la autoridad electoral (TSE)”. El documento también determinó la alteración de “la voluntad expresada en las urnas”.

Hasta ahora, los vocales electorales que consiguieron detención domiciliaria son tres: Antonio Costas, Lidia Iriarte y ahora María Eugenia Choque. Permanecen en las cárceles del país, Édgar Gonzales, en Cochabamba, Idelfonso Mamani, en el penal de San Pedro, y Lucy Cruz en la cárcel de Miraflores.