Conflicto por canasta escolar ahora se traslada a la Alcaldía de Cochabamba, Policía dispersa a padres de familia



Vía Brújula Digital .-

Un grupo de padres de familia, en demanda de canasta familiar, tapiaba muy temprano este lunes una de las oficinas de la Alcaldía de Cochabamba, minutos después efectivos policiales los dispersó con gases lacrimógenos. El conflicto por el mismo pedido ahora está en la capital valluna después que la semana anterior un grupo similar secuestró por dos días a la alcaldesa de Sipe Sipe, María Heredia.

En la ciudad de Cochabamba, el pasado fin de semana, padres de familia de Cercado 2 y de la Red 26, que aglutina unidades educativas de la zona sur, resolvieron por separado movilizarse desde este lunes en rechazo de la propuesta de la Alcaldía de “cambiar” dos arrobas de arroz por otros productos debido a que el costo de la canasta escolar se reduciría de 245 bolivianos a 200, según reporte de Los Tiempos.

Según la resolución aprobada en una reunión por representantes de unidades educativas de Cercado 2, el sector bloqueará este lunes las avenidas principales más cercanas a sus unidades educativas desde las 5:00 exigiendo al Ejecutivo municipal la dotación de canastas escolares con dos arrobas de arroz, una arroba de azúcar, 4,5 litros de aceite y un kilo de carne.

Según reporte de los medios cochabambinos, el reclamo se tornó violento, y ante la acción de los uniformados, que procedieron a levantar los ladrillos colocados en la puerta, los padres de familia optaron por lanzar objetos contundentes, hecho que fue respondido con granadas de gas lacrimógeno.

En medio del operativo policial, algunos menores de edad, que acompañaban a sus padres, resultaron afectados por los agentes químicos, mientras que la dirigencia de los movilizados anticipó que radicalizarán su protesta.

Por cinco días consecutivos, los padres de familia del municipio de Sipe Sipe, cerraron la carretera que une Cochabamba con el occidente del país y secuestraron por dos días a la alcaldesa Heredia. No solo la retuvieron, sino que la tuvieron en la calle, echaron con agua y orín y la persiguieron hasta el punto de llevarla a esconderse bajo de una cama, en una casa particular.

En medio de estos atropellos la obligaron a firmar un documento para continuar con los trámites de la contratación de los alimentos de este modo dotar la canasta escolar.

La presidenta del Concejo Municipal de Sipe Sipe, Susana Coca, confirmó que se llegó a un cuarto intermedio en el conflicto suscitado por los padres de familia que exigen una canasta de alimentos a cuenta del desayuno escolar de sus hijos.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, anunció el jueves que se investigará hasta establecer sanciones contra los responsables. “No vamos a permitir que en Bolivia siga habiendo acoso político a las mujeres, las personas que han secuestrado a esta alcaldesa van a ser investigadas y serán sancionadas oportunamente”, aseguró entonces.